Desde 2015, la Asamblea de las Naciones Unidas celebra este día

11 de febrero: Día de la mujer y la niña en la ciencia

Compartimos artículos y materiales que reflexionan sobre el acceso a la formación, y el reconocimiento de los aportes de las mujeres en el campo científico.

Este 11 de febrero, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, una iniciativa de las Naciones Unidas convoca a sumar esfuerzos para lograr la equidad de género en el acceso y el reconocimiento de los aportes de las mujeres en las ciencias. Como señalan desde el organismo internacional, "La brecha de género en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas persiste desde hace años en todo el mundo. A pesar de que la participación de las mujeres en las carreras de grado superior ha aumentado enormemente, están todavía insuficientemente representadas en estos campos. La ciencia y la igualdad de género son vitales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), incluidos en la Agenda 2030.""

Cuadro realizado por Fundación Wikimedia

A partir de los aportes que realizan diversos espacios, como el presente cuadro de la Fundación Wikimedia, reflexionamos en relación a dos preguntas: ¿por qué las niñas "no tienen" interés en las ciencias (sobre todo en las llamadas "duras")? y ¿por qué no sabemos cuáles son (o han sido) los aportes de aquellas que, han desarrollado carreras y hecho aportes significativos al conocimiento?
Para responder a la primera, compartimos una nota, publicada en el sitio Economia Femini(s)ta, acerca de la socialización de niñas y niños en relación a la concepción de "inteligencia": cómo los estereotipos de género asociados a la inteligencia, -y en virtud de ella la orientación hacia carreras donde la "brillantez" es tradicionalmente considerada imprescindible-, empiezan a aparecer alrededor de los seis años. El estudio, publicado por la prestigiosa revista Science, señala que la escuela puede tener aquí una importancia clave. Así, entre otros factores (como la familia y los medios de comunicación) se indaga acerca de cómo influyen los y las docentes en la perpetuación o discusión de los estereotipos vigentes, y de ahí a cómo se configuran las percepciones de las niñas en relación a sus propias capacidades.




Para volver sobre la segunda pregunta, invitamos a leer el artículo Mujeres en la Ciencia, donde se recuperan los aportes de mujeres que han marcado hitos dentro de la historia de las ciencias. La discusión acerca de las capacidades intelectuales de las mujeres, y sobre la base de dar por hecha una inferioridad "natural" de las mismas, da lugar a una invisibilización sostenida en el tiempo: como señala la Dra. Dora Barrancos, en un artículo publicado por la Universidad de La Plata. "La estructura de la ciencia tiene una matriz patriarcal desde sus orígenes. Las mujeres fueron apartadas de las Universidades y sólo pudieron conquistar su ingreso en la segunda mitad del XIX. Participaron en la producción del conocimiento pero sin reconocimiento". La investigadora señala que, además de estas trabas, una de las dificultades que enfrentan las mujeres ciéntificas es la falta de confianza en sus propias capacidades, una especie de "autoimpugnación". En ese sentido, se vuelve claro el por qué de la importancia de alentar el desarme de los estereotipos que asignan roles y capacidades diferenciadas a niñas y niños, reservando -a grandes rasgos- "lo racional" a los varones y "lo emocional" a las niñas.



Para aportar a la difusión de historias que sirvan como inspiración para las niñas y los niños, compartimos parte de un libro escrito e ilustrado por la autora estadounidense (se puede ver haciendo clic en la imagen) Rachel Ignotofsky, que recupera las biografías de cincuenta científicas que, durante toda la historia de la humanidad -hasta la actualidad- han hecho aportes que han cambiado la vida cotidiana tal como la conocemos. Las ilustraciones de este artículo, que muestran a Hipatia, la primera matemática y astrónoma de la que se tiene registro, y a Jane Goodall,, quien es una primatóloga, etóloga, antropóloga y mensajera de la paz de la ONU inglesa, son parte de este trabajo.

Contenido adicional:

Ilustración del libro Mujeres de Ciencia, de R. Ignotosfky
Foto Ilustración del libro Mujeres de Ciencia, de R. Ignotosfky
Valorar recurso:
Resultado:
(0 votos)

Escribir un comentario:

Caracteres disponibles

Comunidad